La delgada línea entre storytelling y marketing de contenidos

El Storytelling pretende hacernos llegar a un relato que nos cautive y cuyas emociones despertadas se trasladen a la marca que creó dicha historia, claro está que ésta debe ser consecuente con los atributos y valores de la empresa pero esto también ha pasado al storydoing como te comentamos en ¿por qué el storydoing está dejando atrás al storytelling?. 

En sencillo, se centra en cautivar y evocar sentimientos a través de historias que resultan en contenidos que, por cierto, nunca pasan de moda. Incluir esta clase de relatos en las campañas ayuda a mostrar un lado mucho más humano y amigable, y al mismo tiempo permite “enganchar” al internauta para que reciba y procese un determinado mensaje. Una de las ventajas del Storytelling es que, al producir contenidos intrigantes y cautivadores, motiva al usuario a consumirlos en su totalidad, llegando hasta la llamada a la acción.

En cuanto a su aplicación dentro de una estrategia de Marketing de Contenidos, existen diferentes tácticas y métodos para hacerlo, especialmente a través de canales y materiales como:

Redes sociales:

No cabe duda de que son plataformas valiosas para las marcas, que permiten transmitir mensajes de manera ágil y dinámica a amplias comunidades. Entonces, ¿por qué no aprovecharlas como un canal de difusión de historias? A través de ellas se pueden compartir videos testimoniales, casos de éxito, líneas de tiempo de evolución y otros relatos que generen conexión y complicidad entre las empresas y los usuarios.

Blogs posts dinámicos (las famosas “stories”):

Los blogs post son flexibles, pues permiten diferentes tipos de contenidos, extensiones y formatos, entre ellos las historias. Una táctica valiosa es aprovechar esta característica para difundir relatos que estén acompañados de imágenes, infografías, gráficas, videos, animaciones y otros medios de comunicación visual que hagan más entretenida y dinámica la interacción.

EBOOK-S:

¿Recuerdas los cuentos que te leían tus padres en tu infancia? Forman parte de esos momentos que nunca olvidamos, y que siempre que pensamos en ellos evocan sentimientos. Eso es lo que busca lograr un buen contenido de Storytelling, especialmente cuando se presenta a través del formato de E-book. Esta clase de materiales permiten desarrollar ampliamente cada fase del relato (planteamiento, nudo y desenlace) y, al igual que los blogs post, son ideales para incluir imágenes y otros elementos que los hagan más llamativos.

Emails:

Al tratarse de una estrategia que busca humanizar las marcas, el Storytelling aprovecha la personalización y cercanía que brindan los emails. Gracias a esta clase de contenidos podrás romper con la monotonía y nutrir a tu lista de contactos con mensajes mucho más llamativos e intrigantes que, realmente, los hagan sonreír cada vez que vean un email de tu marca en la caja de entrada.

Por supuesto, tomar en cuenta los relatos por sí solos no garantiza el éxito de una estrategia de contenidos. Deben incluirse muchos otros aspectos y principios para conseguir grandes resultados y cambiar definitivamente la historia de una marca, consolidándola en el ámbito digital y en el mercado en general. 

¿Verdad que ahora vas a tener más en cuenta estos puntos?, esperamos que sí.

Escrito por el equipo de Ingunza Partners, editado por Ada Ingunza.

Contacto:

Otras Noticias:

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *